El artista Robert Indiana, reconocido por su serie LOVE, ha fallecido a los 89 años en su casa del estado de Maine, en Estados Unidos. La idea de su escultura nació en los años 60, en el momento de más entusiasmo del arte pop. Su éxito fue instantáneo, pero Indiana reivindicó más tarde que los ingresos que obtuvo por la misma fueron mínimos y que la fama del diseño condicionó el posible potencial de su carrera posterior.

El primer diseño de la escultura se llevó a cabo en 1964 y, posteriormente, fue versionado en distintos colores y materiales. El diseño se ha reproducido en carteles, serigrafías camisetas e, incluso, protagonizó en 1973 una serie de sellos emitidos por la Oficina Postal de Estados Unidos y el MoMA lo utilizó en una tarjeta de felicitación navideña en 1965.

Indiana acabó alejándose del arte debido al poco interés que recibió por parte de las instituciones. No fue hasta hace cinco años, en 2013, cuando el museo Whitney decidió dedicarle una retrospectiva bajo el título El artista detrás de LOVE. Dicha exposición se centraba en los años 60, década en que Robert Indiana volcó su propia vida en su obra, puesto que la escultura encuentra su origen en una ruptura amorosa. Robert Indiana nació en una familia empobrecida por la Gran Depresión y, tras pasar por el ejercito del aire, pudo experimentar de manera casual lo que fueron los años dorados del Greenwich Village, donde se relacióno con la generación beat, lo expresionistas abstractos y los primeros artistas del pop.