El Museo Nacional de Escultura de Valladolid acoge una gran exposición dedicada al concepto de reliquia y relicario. Su título, Extraña devoción! proviene de un grabado de Francisco de Goya, perteneciente a su Los desastres de la Guerra en el que muestra una visión mordaz de la devoción y superstición de la época. Igual de excepcional es la muestra, que con alrededor de 100 obras y cuarenta instituciones colaboradoras atraviesa el concepto de la reliquia de una forma inusual. Desde obras anteriores al Antiguo Régimen a concepciones más cercanas de este concepto como Reliquaire, de Christian Boltanski, cedido por el Centro de Arte Dos de Mayo de Madrid. Este trabajo, es un ejemplo muy claro de la transformación de la noción que explora Extraña devoción! a partir de los traumáticos y duros sucesos ocurridos a raíz de la Segunda Guerra Mundial. En ella, se recrea un retablo de doce niños judíos asesinados en cajas de hojalata que guardan resto de ropa y otros objetos. 

Extraña devoción! se divide en diferentes partes para abarcar un amplio abanico de interpretaciones en torno a la reliquia. Desde la idea del cuerpo que no está, pasando por la veneración o la representación. Por otro lado, se explora también la idea de veracidad de las reliquias presentadas, a través de lo que se denominó las auténticas que iban acompañadas de la certificación por parte de la autoridad eclesiástica de que eran reales. En resumen, en el  Museo Nacional de Escultura encontramos una amplia colección que nos permite entender el fenómeno. 

 (Extraña devoción! en el Museo Nacional de Escultura, Valladolid. Hasta el 22 de agosto)