En Navidad es habitual viajar, para ver a la familia, a los amigos, viajar para volver a casa, donde naciste y creciste. Es habitual coger trenes, aviones, autobuses… todo para estar cerca de la gente que quieres. Pero también es –y cada vez más– habitual viajar porque sí, porque te apetece aprovechar los días libres para conocer mundo, para hacer el viaje que llevas tiempo organizando, para perderte entre las calles de ciudades que no conoces y que estás deseando descubrir. Y en todas esas calles están ellos, los museos. Museos que acogen fantásticas exposiciones y que deberías aprovechar estos días para visitarlos. Por ello, como ya hicimos con las exposiciones nacionales, hoy vamos a hacer una recopilatorio de las muestras internacionales (Europa y Latinoamérica) que no te puedes perder.

Europa

Empezamos por un destino muy frecuente durante estas fechas: Londres. Son muchos los españoles que viajan a la capital inglesa, ya sea para conocer la ciudad o para visitar a familiares o conocidos que han tenido que mudarse allí (muy frecuente esto también en los últimos años). Así pues, en Londres hemos seleccionado dos muestras imprescindibles y ambas en la Tate Modern, por lo que podéis aprovechar para visitar las dos sin tener que desviaros demasiado. Por un lado, la dedicada a Anni Albers, que puede verse hasta el 27 de enero. En la exposición se da cuenta del proceso creativo de la artista y su compromiso con el arte, la arquitectura y el diseño. Además, revela el por qué Albers ha tenido una profunda influencia en los artistas de todo el mundo a través de más de 350 objetos, desde exquisitos “tejidos pictóricos” a pequeña escala hasta grandes colgantes de pared y los textiles que diseñó para la producción en masa, así como sus impresiones posteriores y dibujos. Por otro lado, la muestra de Tania Bruguera, que puede verse hasta el 24 de febrero. Una exposición que actúa como respuesta impulsada por la comunidad a la crisis migratoria global y para la que la artista ha creado una serie de intervenciones tanto dentro de la Tate Modern como en sus alrededores. Para ello ha reunido a un grupo de 21 personas que viven o trabajan cerca del centro, y que explorarán cómo el museo puede aprender y adaptarse a su comunidad local.

De Londres nos vamos a Francia, otro de los destinos más elegidos debido a su cercanía con España. Por ello, en París hemos elegido otras dos exposiciones que son de visita obligada si viajas aquí. Por un lado, en el Jeu de Paume se acoge una exposición dedicada a Ana Mendieta y que podrá verse hasta el 27 de enero. Se trata, además, de la primera vez que un museo francés acoge una exposición dedicada a las obras cinematográficas de la artista cubanoamericana. La muestra acoge un total de 20 obras en vídeo y 27 fotografías relacionadas siendo así la exhibición más grande con este formato que homenajea a Mendieta. La muestra se organiza en torno a temas recurrentes como la memoria, la historia, la cultura, el ritual y el paso del tiempo. Gran parte de las películas de Mendieta se desarrollan en la naturaleza y a menudo muestran su interés en los cuatro elementos: tierra, agua, aire y fuego. Por otro lado, en la Fundación Cartier se puede ver hasta el 24 de febrero la exposición Southern Geometries, desde México hasta la Patagonia. Con esta muestra se celebra la riqueza de colores y la diversidad de estilos en el arte geométrico de América Latina; para ello se reúne 250 obras de arte de más de 70 artistas desde el período precolombino hasta el presente. Incluyendo arte moderno abstracto, escultura y arquitectura, así como cerámica, tejidos y pintura corporal, la exposición explora la amplia gama de enfoques de la abstracción geométrica en América Latina.

En Berlín también hay otra visita obligada, concretamente en Helmut Newton Foundation. Hasta mayo se puede visitar la exposición Saul Leiter. David Lynch. Helmut Newton: Nudes, la primera muestra que la institución dedica exclusivamente al género del desnudo. Los tres fotógrafos presentes en la exposición, Leiter, Lynch y Newton, pueden considerarse como algunos de los fotógrafos de desnudo más influyentes del siglo XX. Y por último en Europa, recomendamos otra exposición, esta vez en el IMMA de Dublín con una muestra dedicada a Wolfgang Tillmans y que puede verse hasta el 17 de enero. Rebuilding the Future reúne hasta 100 fotografías de Tillmans. La muestra recoge trabajos de todo el conjunto de su carrera, mostrando una diversidad de formatos que se instalan en las gallerías del IMMA estableciendo fuertes conexiones con los espacios que ocupan modificando la atmósfera del museo. La exposición incluye trabajos en papel creados con y sin la cámara, trabajos sonoros, imagen en movimiento e instalación.

Latinoamérica

En cuanto a Latinoamérica, nos centraremos principalmente en Ciudad de México y Buenos Aires. Comenzamos con Buenos Aires, donde se pueden visitar varias exposiciones muy recomendables. En el MALBA te esperan dos: Narciso Plebeyo Ternura radical, ambas hasta febrero. Muestras dedicadas a Pablo Suárez e Iván Argote. Por un lado, Narciso Plebeyo, una retrospectiva dedicada a Pablo Suárez, que fue figura central de la escena artística argentina desde la década de los 60 hasta los 2000. Por ello, el objetivo de la exposición es repensar su rol y producción en diálogo con la tradición artística y cultural del país a través de una selección de 100 obras (pinturas, dibujos, objetos y esculturas). Por otro, Iván Argote y su Ternura radical, que propone una mirada política contestataria y crítica basada en la ternura y el afecto, un tema que ha estado muy presente en sus últimos trabajos. A través de sus performances, instalaciones y esculturas, Argote vincula su trabajo a la historia política de distintas partes del mundo con el objetivo de generar nuevas perspectivas.

Mientras tanto, en la Fundación PROA, se acoge la exposición Teatro de encuentros, dedicada al artista estadounidense Alexander Calder. La muestra abarca seis décadas del trabajo y vida de Calder, de esta manera actúa como un testimonio de la contemporaneidad perdurable del artista y la importancia de sus contribuciones artísticas. Calder es conocido como el inventor del “móvil”, escultura suspendida realizada con chapa y alambra que captura el movimiento en una serie de formas en constante cambio, esto ofrece alternativas al lenguaje de la abstracción y los conceptos de arte existentes. Además, también es conocido por los “stabiles”, otro tipo de esculturas estáticas con movimiento implícito. Con esta muestra se presenta la diversidad de su trabajo y su enfoque multifacético como artista.

Ahora viajamos hasta México para recomendaros más exposiciones. Comenzamos por el Museo Tamayo donde encontrarás dos imprescindibles dedicadas a Nancy Spero y Gonzalo Lebrija, ambas se pueden ver hasta febrero. Por un lado, en Nancy Spero: Paper Mirror, la primera exposición a gran escala de la artista en México, se pueden ver trabajos de sus inicios como pintora figurativa con la serie Black Paintings, que realizó en París a principios de los 60 y que representa arquetipos de figuras solitarias y amantes en atmósferas desplazadas, revelando así su aislamiento como artista mujer. Por otro lado, Vía Láctea de Gonzalo Lebrija se trata de un proyecto para el que el artista documentó a un grupo de fumadores profesionales en el Museo de Bellas Artes de La Habana, Cuba. Vía Láctea mantiene el interés de Lebrija por analizar la experiencia subjetiva del tiempo, a la vez que explora relaciones sociopolíticas que pueden derivar del acto de fumar.

Del Tamayo nos vamos al Museo de Arte Carrillo Gil, donde se puede visitar Memorias de la ira a. Arte y violencia en la colección del Museo de Arte de Lima-MALI que, conformado por una selección de 17 obras, explora distintos aspectos del conflicto que afectó a Perú entre el año 1980 y el 2000. En este sentido, la exposición propone impactantes miradas y reflexiones del arte actual sobre las perspectivas y temporalidades de los sucesos de aquellos años en el país sudamericano. Por último, cerramos este recopilatorio con las Voces de Alejandra Hernández que pueden visitarse en el MUAC hasta febrero. Se trata de una pieza acusmática multicanal. Esta obra parte de una investigación realizada por Hernández en Cantabria con dos de los últimos afinadores de cencerros que aún quedan en la zona, Ángel López y Pepín. La obra de Hernández se basa en tres tratamientos del sonido y su movimiento en el espacio: masas sonoras de gran tamaño, delgadas líneas que se enlazan y dispersan, así como sonidos puntuales con ubicaciones definidas.