La Galería Trinta acoge hasta el 10 de diciembre una exposición dedicada a la artista Carla Andrade bajo el título Ex oriente lux. Un proyecto que Andrade comenzó durante su residencia en la Cité Internationales des Arts de Paris, movida por su interés por la cara invisible de la existencia y la búsqueda de nuevas formas de conocimiento y decodificación de la realidad alejada del discurso hegemónico. Para este proyecto, la artista ha realizado una investigación sobre el legado teórico de ciertos ocultistas franceses del siglo XIX y XX. En esta exposición se representa una primera aproximación a las conclusiones surgidas de este estudio imbuido por el principio fundamental del ocultismo recogido en la Tabla Esmeralda de Hermes Trimegisto: como es arriba, es abajo.

Además, este postulado encuentra resonancias con la Ley de Correspondencia, base de las filosofías orientales y de las culturas indígenas andinas, algo que ha influido bastante en la artistas y en sus proyectos anteriores. Según esto, y tal y como se muestra en la exposición, las relaciones históricas de la masonería (entre cantería y cosmos) se manifiestan en pequeños pedazos de posibles paisajes de planetas aún desconocidos estableciendo una suerte de espejo del cosmos. Así pues, los astros rigen el plano de formación del mundo material, intermediario necesario para que la transformación o el movimiento suceda, el motor de la vida.

(Ex oriente lux en Galería Trinta, Santiago de Compostela. Desde el 26 de octubre hasta el 10 de diciembre de 2018)