El Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA) presenta Soplo, una muestra que reúne 60 piezas de Ernesto Neto producidas desde finales de los años 80 hasta la actualidad. El centro acoge obras sobre papel, fotografías y grandes instalaciones elaboradas con nylon o tejidas al crochet, uno de sus materiales más característicos. Algunas de estas últimas adoptan un carácter lúdico, pues invitan al espectador a sumergirse en la propia escultura y a participar en ella. Un ejemplo es la estructura Oxalá (2017), una pieza de tejido blanco que conecta distintas coronas pensadas para que el espectador se las ponga sobre la cabeza. De esta forma, Neto evoca la posibilidad de una comunicación telepática.

La retrospectiva del brasileño está comisariada por el actual director y la curadora jefe de la Pinacoteca de São Paulo, Jochen Volz y Valéria Piccoli. Los comisarios han participado junto a los especialistas Clarissa Diniz y Els Lagrou en la elaboración del catálogo de la exposición de 160 páginas que ha editado la propia Pinacotea, institución de la que proviene la retrospectiva del brasileño.

Ernesto Neto (Río de Janeiro, 1964) es uno de los artistas más destacados de Brasil. En 1995 comienza a exhibir sus esculturas en el ámbito artístico internacional, llegando a formar parte de las principales exposiciones en galerías y museos de todo el mundo.

(Soplo, en el MALBA, Buenos Aires. Del 28 de noviembre hasta el 16 de febrero de 2020)