La Casa Encendida acoge hasta el 25 de julio el ciclo de proyecciones Enganchados a lo tóxico, comisariado por Isabel Sánchez Fernández, en el que se analizan distintas historias donde se reflejan relaciones tóxicas y relaciones antídoto a través de ocho películas. El cine siempre ha mostrado relaciones humanas y cómo estas pueden ser tóxicas: relaciones complejas de pareja, de familia, entre amigos o compañeros de trabajo que pueden ser una senda hacia la felicidad o convertirse en una pesadilla. Los motivos por los que una persona llega a este tipo de relación son variados (sociales, políticos, de poder, creencias, presión de grupo, etc.) y también se empapa del ambiente que se respira. Pero existen los antídotos, es decir, hay relaciones que curan, construyen y generan ambientes sanos. Después de las proyecciones del ciclo habrá coloquios con especialistas en distintos ámbitos (psicología, sociología, psiquiatría, periodismo, filosofía y crítica de cine), con los que nos acercaremos a distintos temas para debatir.

La programación, por tanto, queda así: este 11 de julio se proyecta El club, de Pablo Larraín; el 16 de julio es hora de ver Locas de alegría de Paolo Virzi; mientras que el 18 de julio toca la proyección de Ana, mon amour de Călin Peter Netzer; el 23 de julio se proyecta Jean-François y el sentido de la vida de Sergi Portabella; y, por último, el 25 de julio se podrá ver Princesa de Lee Su-jin, que cierra el ciclo. Todas las proyecciones cuentan con coloquios posteriores. El precio de la entrada es de 3 euros.

Fechas: hasta el 25 de julio de 2019.

(Enganchados a lo tóxico)