Con el inicio de la cuarentena, y haciendo del quehacer artístico su salvación, Liliana Porter y Ana Tiscornia decidieron comenzar a escribir una obra de teatro. Gracias a este trabajo «a cuatro manos», distintos actores y actrices lograron contar una historia bajo las condiciones de encierro en el que ha quedado sumergida la mayor parte de la humanidad. Los teléfonos móviles se convirtieron en sus herramientas y sus hogares se transformaron en escenarios.

En apenas cuatro días de concebir el proyecto, cada uno de los actores participantes filmaba su parte completando la pieza en menos de una semana. Había nacido Teatro de primera mano para tiempos nuevos, una obra conformada por distintos episodios que encapsulan una cotidianidad subvertida, expresando la crisis total que la cuarentena plantea a todo medio escénico: los actores encarnan situaciones que muestran el esfuerzo absurdo por dar continuidad a la práctica del teatro, la música, la declamación y la danza en ausencia del espacio común. Así, mediante esta acción, los artistas han reivindicado el famoso lema «the show must go on»; «el show debe continuar».

La actuación, de 20 minutos de duración, podrá verse de manera gratuita hasta el 17 de mayo en la página web del MUAC.

(Teatro de primera mano para tiempos nuevos)