Carlos Sallaberry y Matías Ragonese han sido los arquitectos encargados de llevar a cabo del proyecto del nuevo Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, realizado sobre la última ampliación de 2010 del arquitecto Emilio Ambasz. El 12 de julio ha abierto las puertas de nuevo totalmente renovado contando con una duplicación de las salas de exposiciones, la incorporación de una Tienda-Café, una nueva Sala de Educación y, próximamente, una nueva biblioteca. El total del nuevo Museo de Arte Moderno de la ciudad argentina ocupa 11.000 metros cuadrados. La gran transformación del museo fue bajo la dirección de Laura Buccellato cuando gestionó la donación del proyecto de Ambasz.

Además, para celebrar la inauguración se abrirá por primera vez una única exposición monumental que ocupará todas las salas. La muestra, bajo el título Historia de dos mundos: Arte experimental latinoamericano en diálogo con la colección del MMK, 1944-1989, ha sido organizada y comisariada en colaboración con el Museo de Arte Moderno de Frankfurt. En la exposición se incluyen 500 obras de 100 artistas que pertenecen a colecciones públicas y privadas de Latinoamérica, Europa y Estados Unidos. La exposición podrá visitarse entre el 13 de julio al 14 de octubre de 2018 y posteriormente se inaugurarán cinco muestras de manera simultánea.