Keith Haring mantenía que «el arte debería ser algo que libere tu alma, provoque la imaginación y anime a la gente a ir más allá», algo que tuvo siempre presente a lo largo de su carrera como artista y activista durante los años ochenta en Nueva York. Parte imprescindible de la escena artística neoyorquina y considerado como uno de los más importantes en la contracultura de su generación, inspirándose en el graffiti, el arte pop y la cultura de clubes underground; y trabajó con creativos como Andy Warhol o Jean-Michel Basquiat. Ahora la Tate Liverpool refleja su influencia en la primera gran retrospectiva del Reino Unido que se dedica al artista y que podrá verse hasta el 10 de noviembre de 2019. Bajo el título Keith Haring la muestra, comisariada por Darren Pih y Tamar Hemmes, presenta más de 85 trabajos que exploran una amplia gama de la práctica de Haring, incluidos dibujos y pinturas a gran escala. La gran parte de las piezas que se muestran ahora son inéditas en el país.

Entre las obras de arte más importantes de la muestra se encuentran collages de periódicos políticos realizados por Haring a partir de copias del New York Post, con titulares reorganizados y dando resultados como: El Papa de la caza de la policía de Reagan El asesinado de Reagan por Hero Cop. Además, la exposición reconstruye la instalación de dibujos fluorescentes en luz negra del artista, que se vio por primera vez en 1982 en la Galería Tony Shafrazi. Especialmente conocido por sus motivos icónicos, como ladridos de perros, bebés gateando y platillos voladores, el trabajo de Haring estaba políticamente cargado y motivado por el activismo. Como hombre abiertamente gay, el trabajo de Haring como activista y educador del SIDA sigue siendo su legado más esencial. Su estilo singular, aparentemente espontáneo, estaba animado por las energías de su época, desde viajes espaciales y robótica hasta videojuegos. La exposición evoca el estilo y el espíritu de la época en documentos de archivo, videos y fotografías. A lo largo de su breve carrera colaboró con artista como Madonna, Grace Jones, Vivienne Westwood o Malcolm McLaren en la creación de escenarios y diseños para vídeos.

(Keith Haring en la Tate Liverpool, Liverpool. Hasta el 10 de noviembre de 2019)