Su obra anda entre el vídeo, la fotografía y la instalación, con un marcado carácter narrativo atraviesa los lenguajes narrativos del cine, la televisión y el videoarte integrando referencias cruzadas sobre cine, música, arte, astronomía, ciencia y literatura con elementos de la cultura pop. Mark Aerial Waller diluye, con su obra, las líneas que caracterizan y delimitan cada uno de esos ámbitos, apropiándose de los géneros cinematográficos, de la percepción del tiempo y del espacio. Ahora, el CAAM inaugura la primera exposición en España dedicada a Waller, comisariada por Gemma Medina, y que podrá verse hasta el 24 de mayo bajo el título El canon rebelde. Este primer proyecto retrospectivo del artista británico plantea un recorrido por su trabajo a través de una selección de obras representativas a lo largo de sus 25 años de trayectoria artística. Además, el artista ha creado de manera específica para el CAAM la pieza The flesh is gone of course. Una de las características claves del trabajo de Waller es su relación con el público puesto que considera que el espectador es una parte fundamental para completar la obra de arte, por lo que trata continuamente de ampliar las posibilidades del medio audiovisual integrando al que lo contempla. En las obras que pueden verse en el CAAM se ve cómo combina objetas, vídeos o presentaciones para crear una experiencia artística definida en términos espaciales, temporales y de situación.

Otra de las líneas de su trabajo es la recuperación del espíritu de las vanguardias y del carácter rupturista que tuvieron a principios del siglo XX. Así pues, en obras como Phantom Avantgarde Yoga Horror se apropia y reutiliza fragmentos de películas consideradas de culto en su momento para volver a plasmarlas rompiendo con el canon establecido. En Phantom Avantgarde se incluye un vídeo, un espejo de grandes dimensiones y una pantalla con el objetivo de salir de los convencionalismos de la galería de arte. Además, en la exposición el público podrá elegir cómo y cuando articular su recorrido, activando alguna de sus obras como Yoga Horror que invita al público a practicar yoga y a investigar sobre las múltiples referencias que se aportan en la misma.

(El canon rebelde en el CAAM, Las Palmas de Gran Canaria. Desde el 13 de febrero hasta el 24 de mayo de 2020)