Ha muerto el padre del arte povera. Tras dos meses en el hospital San Raffael de Milán, Germano Celant falleció este miércoles 29 de abril a los 80 años por coronavirus. De luto, el mundo del arte recuerda y llora por una de las figuras más influyentes de los últimos años del panorama artístico internacional.

El crítico, historiador y comisario configuró las poéticas del arte povera en 1967, cuando con solo 27 años organiza en la galería La Bertesca de Génova la exposición Arte Povera E Im Spazio. Con obras de Alighiero Boetti, Jannis Kounellis, Luciano Fabro o Pino Pascali, esta muestra posicionó a sus artistas a favor de la utilización de materiales cotidianos «pobres» como la madera, la piedra, la tela o el vidrio, y en contra de la tecnología y la industrialización. De esta forma, Celant se enfrentó a los valores consumistas y comerciales que no dejaban hueco alguno a los procesos creativos artesanales. Esta idea la desarrolló dos meses después en el manifiesto de Arte Povera. Notes for a Guerilla publicado en la revista Flash Art, concepto al que se aferraron artistas de la talla de Michelangelo Pistoletto, Giulio Paolini o Mario Merz.

Aunque muchos de ellos estuvieron activos durante un período de tiempo relativamente corto bajo el paraguas del arte povera, estos artistas lograron influir en algunos de los movimientos y escuelas posteriores dentro del arte contemporáneo. Por ejemplo, el grupo Mono-Ha («Escuela de las cosas») siguió una doctrina similar: elaborar un trabajo sobre las propiedades innatas de los propios materiales, en lugar de usar los materiales para representar otro objeto diferente.

La publicación del manifiesto y organización de la exposición supusieron solo el punto de partida de la extensa trayectoria profesional de Celant: en 1989 comenzó a trabajar como conservador de arte del Museo Guggenheim de Nueva York, en 1995 tomó las riendas de la dirección artística de la Fundación Prada en Milán, en 1997 ejerció de comisario de la 47 Bienal de Arte de Venecia… Además de comisariar cientos de exposiciones en todo el mundo, el crítico ha publicado más de cien publicaciones, entre libros y catálogos.