Ejercicio temporal es la nueva exposición que presenta la Sala Alcalá 31 comisariada por Alfonso de la Torre y que revisita cinco décadas (desde 1964 hasta 2020) del trabajo del artista madrileño José Luis Alexanco. A través de siete capítulos se repasa su trayectoria marcada por una investigación permanente y por un universo en constante tensión. La muestra, que podrá visitarse hasta el 1 de noviembre, es un reflejo de la concepción de Alexanco sobre el movimiento, el lugar de origen de sus búsquedas y el término que él definía como «alteración, inquietud, conmoción». Los diferentes bloques se han montado de manera cronológica para descubrir la evolución e investigación del artista: Movimientos, 1964-1969Centro de Cálculo de la Universidad de Madrid-Seminario Generación Automática de Formas Plásticas, 1968-1973; Soledad Interrumpida (y sonora), 1971-1980Ejercicios, 1970-2019; Décimos, 1998-2018; Constitución, 1978; y Lecturas al azar, 1977-2019. Además, este recorrido culmina con la obra audiovisual en la que Alexanco ha estado trabajando durante años y que sintetiza su ser como artista, se trata de la pieza fílmica y sonora Percursum (1964-2020) con música de José Tejera Osuna.

José Luis Alexanco es un artista poliédrico en cuya obra se aúna la soledad de la creación con un carácter activista, como demuestran los Encuentros de Pamplona en 1972, las realizaciones fílmicas o la creación en Soledad Interrumpida (1971-1980). Desde que comenzó a trabajar en los 60 su obra se alejó del arte español del momento, reaccionando contra todo lo vigente en ese momento como la figuración en tentativa de disolución, la preocupación por la narración de una nueva dimensión espacio-temporal… Ahora, el espectador puede disfrutar de gran parte de su trabajo gracias a la retrospectiva en la sala madrileña.

(Ejercicio temporal. José Luis Alexanco en Sala Alcalá 31, Madrid. Desde el 10 de septiembre hasta el 1 de noviembre de 2020)