Con la firme idea de convertirse en un fotógrafo del mundo, Eamonn Doyle comenzó a viajar en los 90 tras haber estudiado fotografía en la universidad, movido por esa necesidad de conocer nuevos lugares lejos de su Dublín natal y captarlos con su cámara. Pero, sin embargo, actualmente Doyle es especialmente conocido por su «trilogía de Dublín». Ahora, la Fundación Mapfre acoge en Madrid la primera exposición dedicada al fotógrafo irlandés en España y que podrá verse hasta el 26 de enero. La muestra, comisariada por Niall Sweeney, incluye la mirada personal del artistas sobre la capital irlandesa, el drama y el ritmo de la ciudad, su luz, sus habitantes…, pero también la serie K, que engloba imágenes de figuras espectrales recogidas en la costa oeste irlandesa y en el paisaje de Extremadura. A pesar de estar inactivo durante algún tiempo por su dedicación a la música electrónica a través del sello que lanzó, D1 Recording, en los últimos años ha vuelto a coger la cámara y a disparar con ella.

La muestra está compuesta por 153 fotografías, 5 foto libros y una video instalación de 9 pantallas; todo ello se articula en torno a seis secciones. El recorrido se inicia con las series iON End, las conocidas como trilogía de Dublín, en las que se observan los alrededores de su ciudad realizadas desde ángulos inesperados, revelando una visión original de la ciudad y sus habitantes. En State Visit se pueden ver 36 imágenes de alcantarillas fotografiadas durante los días previos a la visita de Estado a Irlanda de la Reina Isabel II en 2011. Las tapas están marcadas con pintura amarilla o blanca para indicar que han sido revisadas por las fuerzas de seguridad, y para revelar cualquier otra manipulación. Tras esta sección, se visualiza la video-instalación, una obra en nueve pantallas que cambian constantemente sobre una ciudad en movimiento, Dublín. Por último, K engloba imágenes de figuras espectrales recogidas en la costa oeste irlandesa y en el paisaje de Extremadura. Con esta serie, Doyle trata temas como la muerte, el amor y los elementos vitales que conectan todas las cosas.

(Eamonn Doyle en Fundación Mapfre, Madrid. Desde el 12 de septiembre hasta el 26 de enero de 2020)