La Fundación Mapfre acoge en Madrid la exposición De Chagall a Malévich: el arte en revolución, que podrá verse hasta el 5 de mayo de 2019 y que ha sido comisariada por Jean-Louis Prat. La muestra aborda la consolidación de Rusia como uno de los centros de la vanguardia artística mundial a principios del siglo XX y cómo surgieron de ahí algunas de las propuestas más radicales y revolucionarias del arte y el diseño modernos. Así pues, los artistas rusos rompieron con los moldes establecidos y se adelantaron a la modernidad; muchos de ellos viajaron a Francia y Alemania y entraron en contacto con los movimientos culturales más avanzados. Además, algunos coleccionistas adquirieron obras vanguardistas en París, fomentando así la difusión del arte nuevo en Rusia. En la muestra se acogen más de 90 obras y 23 publicaciones de los artistas que vivieron esta transformación.

Los artistas rusos integraron algunos de los grupos que articula los primeros movimientos de ruptura con el arte del pasado, incorporando un bagaje que impacta en Europa occidental, como la tradición de los iconos ortodoxos o el interés por los temas rurales. Las obras de dichos artistas acompañó e ilustró lo que sería el proceso revolucionarios que desembocaría en 1917 con la Revolución de Octubre y, por tanto, el cambio de paradigma que representaba la llegada de un nuevo régimen. La muestra se extiende hasta los años 30, momento crítico en que los artistas ven reducida su capacidad de acción ante la implantación de un estado totalitario. La muestra tiene como figuras de referencia a Marc Chagall y Kazimir Malévich, representando dos polos en las innovaciones de la vanguardia: en el caso de Chagall con un estilo más poético y narrativo; en el de Malévich más radical y tendente a la abstracción. Entre ambos, tienen cabida 27 artistas como Natalia Goncharova, Liubov Popova, El Lisitski, Vassily Kandinsky o Alexandr Ródchenko.

(De Chagall a Malévich: el arte en revolución en Fundación Mapfre, Madrid. Desde el 9 de febrero hasta el 5 de mayo de 2019)