El Museo Nacional de Arte – MUNAL (Ciudad de México) presenta una exposición individual de Darío Escobar. Titulada La palabra es de plata, el silencio de oro, la muestra pone en diálogo las obras del artista guatemalteco con algunas de las piezas más destacadas de la colección virreinal del museo.

Tradicionalmente, y en particular en América, la idea del arte barroco se asocia frecuentemente a la exuberancia de los siglos XVII y XVIII. Las formas y superficies de la escultura, pintura y arquitectura muestran una apariencia de abundancia orgánica, viva y animada. Gracias a su singular visión sobre las imágenes coloniales de su natal Guatemala, que han sido generalmente vinculadas con el imaginario católico, Escobar presenta una colección en la cual los objetos de la vida cotidiana se transforman, invitando al espectador a reflexionar sobre los diálogos, contraposiciones y significados que encuentran espejo con el arte barroco novohispano.

Vista de la exposición La palabra es de plata, el silencio de oro

Darío Escobar (1971), originario de la ciudad de Guatemala, estudió arquitectura, lo que implicaba, entre otras cosas, interesarse en las ricas tradiciones civiles y religiosas de herencia virreinal. El artista solicitó su admisión a un programa de conservación arquitectónica de la Real Academia de San Fernando en Madrid, España. Su razonamiento era que así podría reorientar sus conocimientos prácticos hacia el patrimonio colonial de su país natal. Cuando llegó a Madrid se enteró con disgusto de que no había llenado los documentos correctos. En realidad, había solicitado y recibido aceptación en un programa de estudio muy distinto: el de conservación de pintura y escultura. Sin embargo, la accidental solicitud de Escobar fue afortunada, la que lo llevaría a distanciarse de la arquitectura y adentrase en el aprendizaje de las técnicas de creación de imágenes coloniales.

(La palabra es de plata, en MUNAL, Ciudad de México. Del 8 de junio al 25 de septiembre de 2022).