Casal Solleric ha inaugurado la exposición Colapso. Máquina célibe la primera retrospectiva dedicada a Joan Morey. Esta exposición consiste en una revisión de seis grandes proyectos, de los que se expone documentación y otros objetos junto a ocho piezas sonoras. Este conjunto de materiales, voces y cuerpos ofrecen, con su colapso, una panorámica de los últimos diez años de la producción artística de Morey. La muestra se realiza alrededor de vitrinas y pantallas de vídeo dispuestas a modo de sarcófagos o relicarios, donde tiene también un lugar destacado la performance para la pantalla Cuerpo Social. Lección de anatomía (2017). También se pueden ver cinco proyectos performativos anteriores, producidos entre 2007 y 2017.

Además, en el patio de Casal Solleric se acoge un programa continuado de obras de audio: grabaciones de lecturas en vivo realizadas en el marco de performances o bien utilizadas como bandas sonoras de exposiciones previas. En la obra de Joan Morey confluyen tres géneros fundamentales: la performance, la apropiación (cogiendo y reformulando textos, formas y estilos ya existentes) y la crítica institucional (con las que se dirige a las ideologías y el poder de las instituciones).

(Colapso. Máquina célibe en Casal Solleric, Palma. Desde el 31 de enero hasta el 3 de mayo de 2020)