La vida y la obra de la fotógrafa brasileña Claudia Andujar está profundamente ligada al concepto de supervivencia. No sólo porque dedicó la mayor parte de su trayectoria profesional a la documentación visual y seguimiento de la comunidad yanomami (que ocupan el territorio del norte de Brasil y el sur de Venezuela), sino también porque su propia vida está marcada por la migración, el viaje y la adaptación. La Fundación Cartier de París reabre ahora la exposición retrospectiva sobre su vinculación con el colectivo yanomami, de quien además se convirtió en una de sus principales defensoras.

Claudia Andujar nació en Neuchâtel, Suiza, en 1931 y actualmente vive y trabaja en São Paulo. Creció en Transilvania, en el seno de una familia judía. Gran parte de esta (incluido su padre) fueron asesinados en el campo de concentración de Dachau. Claudia Andujar escapó con su madre, primero a Estados Unidos en 1946, donde conoció a un refugiado español con el que contraería matrimonio, y luego a Brasil en 1955, donde comenzó una carrera como fotoperiodista. Fue en los años setenta cuando Andujar entró en contacto con la tribu de los yanomami, amenazada por la inminente construcción de la carretera Perimetral Norte del Amazonas. Esto trajo consecuencias devastadoras: violencia, agresiones sexuales y el contacto con enfermedades ante las que los nativos no estaban inmunizados. Además de convivir largos períodos de tiempo con ellos, Claudia Andujar también se empezó a involucrar en el activismo por la defensa de sus derechos, logrando junto con otros representantes de la Comisión Pro Yanomami (CCPY), la demarcación de su territorio en 1992. Esa doble vertiente de su relación con ellos (la vinculación estética y fotográfica, y por otro lado, la vertiente activista) es lo que articula la exposición en la Fundación Cartier, comisariada por Thyago Nogueira para el Instituto Moreira Salles in Brasil. La muestra presenta, además de abundante material y documentación gráfica, una instalación audiovisual creada ex profeso: El genocidio de los yanomamii: la muerte de Brasil (1989-2018). La pieza plantea las condiciones de supervivencia de los yanomami, así como todas las amenazas a las que están sometidos. En general toda la exposición, de la mano de la fuerza visual y vital de Claudia Andujar, insiste en una pregunta profunda y compleja: ¿cómo sobrevivir en un  mundo dónde no parece haber espacio para otras formas de vida?

(Claudia Andujar.The Yanomami Struggle, en Fondation Cartier pour l’art contemporain, Paris. Del 16 de junio al 13 de septiembre de 2020)