El Es Baluard Museu d’Art Contemporani de Palma con la coproducción de La Virreina Centre de la Imatge y la colaboración del Archivo Cifo-Veigas, La Habana abren La utopía paralela. Ciudades soñadas en Cuba (1980-1993), un proyecto que nos habla de aspiraciones y sueños urbanos en la ciudad de Cuba. La utopía paralela se inicia en La Virreina Centre de la Imatge para aproximarnos a los proyectos de arquitectos que nacieron en el seno de la Revolución, pero que explotaron su carrera durante la década de los ochenta. Durante estos años, se llenaron de propósitos utópicos a la vez llenos de incoherencias para crear una arquitectura occidental en un Estado socialista, pero que de hecho, solo podría haberse dado dentro de este modelo. La muestra se sitúa entre dos acontecimientos políticos: empieza con el éxodo de Mariel (1980), movimiento en masa en el que población de la isla desde el puerto de Mariel hasta Estados Unidos para acabar en la legalización del dólar en 1993, precedente de la “crisis de los balseros” de 1994, otra gran emigración del país.

La utopía paralela se divide en ocho partes concretas: Ciudad Prólogo, Monumentos en presente, Una habitación en el mañana, Utopías instantáneas, Reconstruir el Malecón para romper el Muro, Guantánamo: última frontera de la guerra fría, La ciudad invisible y Luces de la ciudad. En cada una de ellas, podemos ver distintos proyectos y edificios, desde los solares (versión cubana de las favelas), a las barbacoas, una construcción típica del país en las que se colocaron vigas de madera sobre los edificios coloniales para crear un segundo piso, a la Base Naval de Guantánamo… No obstante el objetivo de la Utopía paralela es de explorar las ideas que le alejaban del concepto habitual de ciudad, centrándose en La Habana Vieja. 

(La utopía paralela. Ciudades soñadas en Cuba (1980-1993) en Es Baluard Museu d’Art Contemporani de Palma. Desde el 15 de abril al 26 de septiembre de 2021)