Tras siete años de actividad artística en Barcelona, la Blueproject Foundation cierra a partir del 20 de diciembre de 2020. El centro, con sede en el barrio del Born, fue fundado en 2013 con la intención de habilitar un espacio de arte contemporáneo en el área, programando exposiciones y eventos con los artistas más relevantes del panorama nacional e internacional. A pesar de no confirmar su regreso, Pedro Torres, el gestor de arte de la fundación, ha dicho que “aún queda mucha actividad por delante”. La actual – y última – muestra que acoge el espacio es Abstine, Substine, individual del italiano Serj, que intenta configurar una suerte de ritual de caza en el espacio expositivo. 

Durante los siete años de existencia de la fundación, el público barcelonés ha podido ver apuestas bastante diversas en relación al panorama cultural de la zona, pudiendo destacar propuestas de Aimar Pérez Galí, Elmgreen & Dragset, Ernesto Neto o Alicia Framis. Además del espacio dedicado a las exposiciones principales, Blueproject habilitó una sala más reducida donde artistas emergentes pudiesen enseñar su trabajo en presentaciones individuales o colectivas. Sala Project, como su propio nombre indica, ha enseñado proyectos especiales de algunas de las grandes promesas del arte nacional, como Cristina Mejías, Mario Santamaría, Mikel Escobales, Fuentesal & Arenillas o Luz Broto. Por otro lado, otra importante contribución a la escena barcelonesa es su programa de residencias, que ha acojido a artistas de todas las clases y orígenes. 

Antes de la desaparición del espacio, los habitantes de Barcelona podrán disfrutar de Ninguna mano es una isla, una performance de Laura Llaneli y Julián Pacomio, programada para el 12 de diciembre, y _hacia el soporte, la presentación del último programa de residencias artísticas del centro, con Laura Ramírez y Andrea Zavala Folache.