Desde el 16 de enero se puede visitar Chema Madoz. La naturaleza de las cosas y su eco en la colección en el Patio Herreriano. Chema Madoz se caracteriza por crear diversas figuras retóricas visuales en las que combina, compara y sustituye objetos reconocidos para el visitante por otros, creando metonimias que evocan y recuerdan. Tal y como expone su comisaria Olivia María Rubio el artista «subvierte las reglas de la naturaleza, dejando vagar su imaginación». De esta forma, la muestra acoge diversas obras en las que no solo el carácter objetual tiene el papel protagonista, sino también «los reinos animal, vegetal y mineral».

Vista de la exposición Chema Madoz. La naturaleza de las cosas y su eco en la colección 

En este caso se proponen más de 54 fotografías realizadas por Madoz entre 1982 y 2016. No obstante, estas no se presentan en solitario, sino que el objetivo de la muestra es crear diálogo con otros artistas de la colección del museo. Es decir, no es solo un recorrido de la obra del autor, sino también en relación con otras obras, situándolo como parte de una genealogía. En esta narración encontramos las fotografías de Ángel Ferrant de principios de los años 30 en las que se documenta los objetos que expuso en Galerías Syras (Barcelona) y que posteriormente destruyó. No obstante, no todo son fotografías sino que también se encuentran escultura de artistas como Joan Brossa o Perejaume que tratan el objeto con el mismo espíritu poético.

(Chema Madoz. La naturaleza de las cosas y su eco en la colección en Patio Herreriano, Valladolid. Desde el 16 de enero al 2 de mayo de 2021)