El Museo ICO presenta su última exposición, una individual de la arquitecta Carme Pinós, una de las grandes figuras de la arquitectura española. La retrospectiva, primera dedicada a su persona, inicia en 1980, cuando Pinós comienza a trabajar. Esta etapa resulta la más mediática para la creadora, cuando se incorporó al estudio de Enric Millares. Posteriormente alcanzaría fama internacional, por lo que fundó su propio estudio de arquitectura, el Estudio Carme Pinós. Este fructífero periodo, que abarca hasta 80 proyectos, consolida la presencia de la catalana en el panorama nacional, con proyectos relevantes como el paseo marítimo de Torrevieja, el CaixaForum de Zaragoza o la fachada del Mercado de la Boquería en Barcelona.

La arquitectura de Carme Pinós es diversa, adaptada a cada proyecto individual, pero con una base común: la importancia del contexto y del entorno sobre la que esta arquitectura se asienta. Para ella era clave la idea de que la arquitectura hace paisaje o ciudad, transformando el entorno totalmente. Por tanto, su intención ha sido siempre la de dignificar el entorno, es decir, mejorarlo y embellecerlo.

(Carme Pinós. Escenarios para la vida, en Museo ICO, Madrid. Del 10 de febrero al 9 de mayo de 2021.)