TEA Tenerife Espacio de las Artes acoge hasta el 3 de febrero Campos de batalla, la primera exposición de Mireia Sallarès (Barcelona, 1973) en Canarias. Comisariada por Yolanda Peralta, la parte de metodologías habituales de Sallarès –procesos de investigación de larga duración abiertos a los inesperado y con las experiencia vivencias como vía de conocimiento– para abordar temáticas como el amor, la sexualidad, el trabajo o la identidad.

Concibiendo el arte como un espacio de relaciones en el que todo está en tránsito, Sallarès ha hecho de la praxis artística su forma de vida y de lo imprevisible su método artístico. “Tu cuerpo es un campo de batalla” (“Your body is a battleground”) señalaba un icónico cartel del arte feminista con el que la artista Barbara Kruger reclamaba en 1989 el derecho de las mujeres sobre su propio cuerpo: el cuerpo físico pero también el vivido. Para Sallarès también el cuerpo es un espacio de resistencia en el que se acumulan placeres, deseos y problemáticas condicionadas por la raza, la clase, el género, la orientación sexual o el estatus económico y social. Sus proyectos los construye alrededor del concepto de vida vivida, que la artista define como “aquello que cada uno hace con lo que la vida le da y con lo que la vida le quita, y que la UNESCO debería declarar Patrimonio Universal de la Humanidad”. Es este el tema central de su obra, a partir del cual derivan otros muchos: el trabajo, el amor, el dolor, el placer, la verdad, la violencia o el poder. El trabajo artístico de Mireia Sallarès parte del convencimiento de que la narración es un campo de batalla en el que narrar deviene en un ejercicio de resistencia frente a una sociedad injusta, planteando relatos alternativos que deriven de experiencias singulares y que contribuyan a hacer más digna la experiencia humana.

Mireia Sallarès concibe esta muestra como una retrospectiva, ya que en ella el espectador puede asomarse a tres de sus grandes proyectos. En este sentido, Campos de batalla, reúne proyectos como Las muertes chiquitas, un trabajo centrado en el orgasmo femenino en México, Como un poco de agua en la palma de la mano, proyecto sobre el amor en Serbia y Le camion de Zahïa, proyecto que consta de una instalación con cartel luminoso, una videoinstalación y una publicación que se encuentra en la Biblioteca de Arte y que, en su conjunto, relata el caso de Zahía reconociendo una economía marginal fruto de estos fenómenos urbanos esporádicos.

(Campos de batalla de Mireia Sallarès en TEA, Tenerife. Hasta el 3 de febrero de 2019)