El museo Stedelijk (Amsterdam), en colaboración con la Tate Modern, presenta la mayor retrospectiva del artista de Bruce Nauman en Países Bajos hasta ahora. La muestra comprende un periodo de más de cincuenta años en la que se explora las facetas más desconocidas del artista. 

 

Bruce Nauman, Walking in an exaggerated manner

 

Bruce Nauman (1941) es un artista difícil de encasillar debido a que ha abarcado desde la escultura, la pintura o la fotografía hasta la instalación, pasando por la performance. Nauman comenzó su formación en la Universidad de Wisconsin (Madison) donde estudió matemáticas, física y arte. En esta formación ecléctica, conoció las obras de Ludwig Wittgenstein cuyas reflexiones sobre el lenguaje tuvieron una gran influencia en su trayectoria. Es a finales de los sesenta precisamente cuando comienza a utilizar las luces de neón para reflexionar sobre su propia imagen e identidad. Ejemplo de esto es la obra que pertenece a la muestra My Name As Though It Were Written on the Surface of the Moon en la que se puede leer su nombre expandido (“bbbbbbrrrrruuuuuucccccceeeee”), repitiendo cada letra seis veces en este formato luminoso. La reiteración es otro de los elementos claves de Nauman. Esta acumulación se da tanto en los mensajes de neón como en Human Nature/Life Death/Knows Doesn’t Know como en las acciones registradas en vídeo. De esta forma, Nauman combina la redundancia con lo absurdo como en Clown Torture en el que un payaso realiza una serie de acciones repetitivas. En 1973, Nauman comienza a repensar el espacio arquitectónico a través de construcciones que producen extrañamiento. Es el caso de Double Steel Cage Piece, una pieza de metal de gran formato que produce claustrofobia a todo aquel que se introduce en el interior. Por otro lado, Black Marble Under Yellow Light, una de sus obras más conocidas que consiste en 32 bloques de mármol puestos en el espacio en forma de “X” bajo unas luces amarillas. 

 

 

La muestra también contiene alguna de las obras que realizó Nauman en colaboración con alguna de los dos museos (Stedelijk y Tate Modern) al inicio de su carrera. En Stedelijk participó en la exposición colectiva Op losse schroeven en la que se incluyó el neón con su nombre mencionado antes. Esta misma entidad adquirió para su colección alguna de sus obras más reconocidas como Seven Figures, Setting a Good Corner o Washing Hands Abnormal.

(Bruce Nauman en Stedelijk Museum,  Amsterdam. Hasta el 24 de octubre)