Vista de la exposición. Fotografía de Sandra Maier. © Kunstmuseum Liechtenstein

Vista de la exposición. Fotografía de Sandra Maier. © Kunstmuseum Liechtenstein