En marzo de 2020, la Riga International Biennial of Contemporary Art, como tantas otras entidades, tuvo que cancelar y reestructurar su programación ante el rápido avance de la COVID-19. A escasas semanas de su inauguración, la organización tuvo que reinventar el formato expositivo, llegando a una original decisión: convertir la exposición en un escenario de cine y grabar una película. La muestra, que ya estaba montada en la sede industrial de Andrejsala, exploraba la relación de los humanos con el entorno, reimaginando las formas en que se puede habitar un planeta en peligro de extinción.

La película está co-dirigida por la directora artística de la bienal, Rebecca Lamarche-Vadel, junto a Andrejs Rudzāt, director de cine, con una banda sonora realizada por LAFAWNDAH. Como menciona su directora, esta edición de la bienal reflexionaba sobre la posibilidad de un reencantamiento, una nueva relación con el mundo como lo conocemos. La cinta supone un ejemplo de aceptación de las dificultades que ha traído consigo la pandemia, mostrando esta capacidad de crecer ante cualquier adversidad, además de ofrecer formatos nuevos para las bienales de arte contemporáneo. And suddently it all blossoms se estrenará en una serie de centros europeos a lo largo del otoño (Garage Museum, Moscú; Art Basel, Basilea; Riga International Film Festival; KINDL Center of Contemporary Art, Berlín; Lafayette Anticipations, París; y otras salas sin confirmar en Londres y los países bálticos), y estará disponible para verse online más adelante.