Arranca Eclipse, la séptima edición de la Bienal de Atenas. Hasta el 28 de noviembre, el público ateniense podrá disfrutar de una gran cantidad de artistas provenientes de todos los continentes, a través de la exposición central y una amplia variedad de actividades públicas. Uno de los objetivos de Eclipse es, como su nombre indica, evaluar la situación actual de oscuridad, un periodo de transformaciones en lo político, social y espiritual que han sumido a la cultura occidental en una situación de declive. Y es este elemento el que resulta más crítico de la bienal, ya que se pretende analizar este declive de occidente desde muy diversas perspectivas, en un lugar como Atenas, que se sitúa entre dos continentes.

El eclipse como periodo de incertidumbre y oscuridad, pero también de transformaciones hacia lo que está por llegar, que es otro de los ejes de la presente edición, ya que se ha buscado ofrecer una mirada hacia el futuro para, a modo de oráculo, producir imaginarios paralelos del mundo. Eclipse ha sido comisariada por Omsk Social Club y Larry Ossei-Mensah, bajo la dirección de Poka-Yio.

Bienal de Atenas

Petros Moris

La exposición se despliega en torno a cuatro espacios, algunos de los cuales se tratan de lugares que habían sido abandonados durante la crisis económica. Como forma de activar estos espacios, se han programado tres fines de semana de performance. El primer fin de semana se pudo disfrutar de actuaciones del español YESSI PERSE, Astrid Ismaili, Ayesha Tan Jones o Simon Denny, mientras que próximamente tendrán lugares performances de artistas como Nektarios Pappas, además de las activaciones de instalaciones online.

(Eclipse, 7ª edición de la Bienal de Atenas. Del 24 de septiembre al 28 de noviembre de 2021)