Japón, Estados Unidos, Alemania y Ghana. Cinco lugares que, a pesar de ser completamente diferentes, quedan unidos por unos de los efectos de la globalización: el fenómeno de las redes sociales. En estos cinco escenarios se sitúan las películas que desde el 1 hasta el 23 de febrero propone La Casa Encendida de Madrid en el ciclo de cine Bajo la influencia de las redes sociales.

Esta actividad, realizada en colaboración de Carlota Moseguí, pone «en escena las consecuencias de las relaciones malsanas entre el ser humano y las redes sociales»: desde el bullying escolar en las aulas de Tokio que sufrirá la protagonista de The Hungry Lion por culpa de unas fake news, hasta la generación centennial reflejada en Eighth Grade, con graves carencias para relacionarse con sus iguales pese a ser estrellas de YouTube.

(Ciclo Bajo la influencia de las redes sociales)