Se abre en Artium (Vitoria-Gasteiz) la exposición Autoconstrucción. Piezas sueltas. Juego y experiencia de Antonio Ballester Moreno. El proyecto surge de un lugar atípico, entre el museo y el contexto urbano. Esta muestra se encuentra dentro del marco de Pazaratu, una propuesta que busca reactivar y repensar los usos de la plaza interna del museo. Para ello, el artista parte de herramientas de prácticas pedagógicas desarrolladas en el siglo XX. En ellas se explora el concepto de autoconstrucción como juego, como una forma de acción en la que aprender remodelando. Entre las referencias de las que parte Ballester están Lady Allen, arquitecta inglesa, el activista danés Palle Nielsen, el arquitecto italiano Enzo Mari o el artista inglés Simon Nicholson. 

La muestra, presente en la Sala A3 de la entidad, enseña una serie de obras de Ballester realizadas en madera desarrollados en una serie de talleres  en un centro educativo como Barrutia Ikastola de Vitoria-Gasteiz y en un espacio de creación como Dinamoa Sormen Gunea de Azpeiti. Por ejemplo, en Barrutia Ikastola, basándose en la teoría de Enzo Mari y en la Teoría de las piezas sueltas de Simon Nicholson, se inició un proyecto colaborativo entre el alumnado, las familias y el profesorado para la producción de muebles. Estos dialogan perfectamente con el edificio, pero también se revelan como piezas que pueden funcionar en el espacio público como en parques, patios de escuela etc. De hecho, la sala A3 se convierte en una suerte de plaza que además, se intercomunica con el huerto urbano ubicado en el exterior del museo. Además, se recoge un mural de grandes dimensiones de 30 metros de largo y 4 de alto que lo componen 164 piezas de serigrafía. Por otro lado, Autoconstrucción, comisariada por Ángel Calvo Ulloa, incluye obras de otros artistas, como Carme Nogueira, entre otros. 

(Autoconstrucción. Piezas sueltas. Juego y experiencia en Artium, Vitoria-Gasteiz. Hasta el 1 de noviembre de 2021)