La pandemia del coronavirus (Covid-19) sigue cancelando eventos comerciales en el calendario mundial del arte. Una de las más importantes, Art Basel Hong Kong, ha tenido que adaptarse y ofrecer una programación online a través de una plataforma digital. Este portal dispone de distintas salas de visualización en el que confluyen hasta 234 galerías (el 95% participantes de la lista original de la feria) que acogen un total de 2.100 obras. Con el fin de potenciar una mayor transparencia en el mercado, los organizadores de Art Basel han puesto como condición que los precios de los distintos trabajos deben mostrarse en el portal online, abierto al público hasta mañana miércoles.

El director global de Art Basel, Marc Spiegler, señala la flexibilidad adicional que se ofrece en el ámbito digital, como la capacidad de reemplazar trabajos del stand o incluso reorganizar la disposición de las obras. Spiegler se muestra con grandes esperanzas para esta nueva empresa digital, un modelo que también pretende aplicar en Art Basel Suiza, todavía planificada para junio.

La situación ha obligado a repensar los modelos tradicionales del mercado del arte: las galerías colaborarán unas con otras para organizar un recorrido virtual, durante el cual cada una realiza una pequeña presentación sobre cada una de sus obras. Con esta iniciativa, los organizadores buscan mantener el espíritu comunitario que la feria suele ofrecer. Gracias a la tecnología, se pueden organizar recorridos en el que participen cientos de personas a la vez.

(Art Basel Online Viewing Rooms)