«Me siento extremadamente honrado y orgulloso de recibir este increíble reconocimiento. Me gustaría expresar mi asombro y profunda gratitud a la Fundación Hasselblad y a algunos de los antiguos destinatarios de este premio que me han enseñado tanto, como Daido Moriyama, Bernd & Hilla Becher, Robert Frank, Susan Meiselas, William Klein o Henri Cartier Bresson. He centrado la totalidad de mi práctica en la política de las imágenes y este reconocimiento me da la fuerza para continuar el viaje en estos tiempos oscuros», así ha agradecido Alfredo Jaar la obtención del Premio Internacional de Fotografía de la Fundación Hasselblad 2020. Así, Jaar se ha convertido en el 40º ganador de este prestigioso premio y que se entregará en Suecia en octubre de este año. Tras la entrega tendrá lugar la exposición del trabajo de Alfredo Jaar en el Centro Hasselblad.

«Alfredo Jaar explora cuestiones sociopolíticas complejas, destacando la ética de la representación. A través de trabajos callados y meditativos, Jaar enfrenta problemas de gran magnitud, dando testimonio de desastres humanitarios y atestiguando el impacto del conflicto militar, la corrupción política y la desigualdad económica en todo el mundo. Sus fotografías, películas, instalaciones y proyectos comunitarios perturban provocativamente las percepciones comunes de la realidad», así ha justificado la Fundación la decisión de otorgarle el premio al artista chileno. Alfredo Jaar centra su práctica en el cuestionamiento de la forma en que usamos y consumimos imágenes, a la vez que señala las limitaciones de la fotografía y los medios para representar eventos significativos. Jaar ha hecho importantes contribuciones a la historia de la fotografía al abordar las políticas que rigen la producción y circulación de imágenes, mostrando las implicaciones económicas y sociales en el acto de ver y nuestras responsabilidades como espectadores de imágenes. Además, es reconocido por intervenir el espacio público de ciudades de todo el mundo con obras como la de The Skoghall Konsthall en Skoghall (Suecia), que consistía en un museo de papel donde artistas jóvenes exponen para, 24 horas después de inaugurada la muestra, incendiar el museo. Esta y otras muchas obras le han valido becas como la Beca Guggenheim en 1985, o la Beca MacArthur en el año 2000; y premios como el Nacional de Artes Plásticas de Chile en 2013 o el nombramiento en 2019 como Doctor Honoris Causa de la Universidad de Talca.

La Fundación Hasselblad arrancó en 1979 con el firme propósito de promover la educación científica y la investigación en fotografía y ciencias naturales. Por este motivo, otorga de manera anual este premio, considerado ya como uno de los más prestigiosos del mundo. Algunos de los fotógrafos que han recibido con anterioridad este galardón han sido: Susan Meiselas, Richard Avedon, William Eggleston, William Klein, Josef Koudelka, Jeff Wall, Cindy Sherman, Sophie Calle, Walid Raad, Wolfgang Tillmans o Joan Fontcuberta, entre muchos otros.