Un texto que lleva a otro texto

James Joyce, Jacques Lacan, Oscar Masotta, Ricardo Piglia. En Segunda vez, de Dora García, un texto te lleva a otro texto, una referencia te lleva a otra, igual que un pie de página amplia el texto de un libro para proponer uno nuevo. El Museo Reina Sofía dedica una exposición a Dora García (Valladolid, 1965), artista conceptual…

 

Domènec. Ni aquí ni en ningún lugar

Domènec. Ni aquí ni en ningún lugar

El MACBA acoge del 19 de abril al 11 de septiembre Ni aquí ni en ningún lugar, una exposición individual del artista visual Domènec (Mataró, 1962) que reflexiona, a través de veinte obras del artista, sobre las estrategias políticas de memoria histórica y de empoderamiento social. También forma parte de la muestra El estado, el pabelón y el palacio, una intervención de Domènec que puede verse en el Pabellón Mies Van der Rohe hasta el 6 de mayo.

La distancia entre las utopías y realidades sociales, la especulación sobre la dimensión pública de la arquitectura y los preceptos ideológicos que la determinan son algunas de las cuestiones presentes en el conjunto de trabajos de Domènec. En ningún lugar es, en la retórica de la modernidad, el espacio de la utopía. La paradoja utópica solo puede formularse desde la dialéctica negativa: su propia perfección irrealizable es lo que puede hacerla efectiva en un ahora y aquí no utópico. Un punto de partida para Domènec, quien desde la puesta en crisis de la modernidad y la constatación de los fracasos del movimiento moderno, despliega una investigación y ensayo crítico que se materializa en forma de esculturas, instalaciones, fotografías, vídeos e intervenciones en el espacio público.

Domènec. Ni aquí ni en ningún lugar es una propuesta crítica respecto al proyecto moderno: da voz a los protagonistas, a los discursos no oficiales, y se aleja de los relatos dominantes para restituir la memoria. Las obras incluidas en la exposición parten de diferentes contextos locales y establecen un diálogo con otros ámbitos internacionales, con el fin de plantear el actual impacto de propuestas utópicas surgidas a raíz de la revolución industrial y en contraposición al capitalismo. Entre las obras presentes en la muestra, se encuentran Voyage en Icarie (Viaje a Icaria, 2012), que remite a las ideas del socialista utópico, 24 horas de luz artificial (1998), en la que Domènec reproduce una habitación del luminoso hospital de Paimio, en Finlandia, realizado por Alvar Aalto, pero la transforma en una estancia ciega e inhóspita, entre muchas otras. Así mismo, Domènec ha creado dos piezas específicas para la muestra: Helden der Revolution (A los héroes muertos de la revolución, 2018) y Audiencia pública (2018), una recreación de la cabina diseñada para garantizar la seguridad de Adolf Eichmann, teniente coronel de las SS, durante su juicio en Jersusalén en 1967.

Por último, y como se ha avanzado anteriormente, en el marco de la exposición, también podrá verse hasta el 6 de mayo la instalación El estadio, el pabellón y el palacio (2018) en el Pabellón Mies van der Rohe. Se trata de una intervención que suscita una imagen contrapuesta a la que tenemos de la montaña de Montjuïc en el contexto de la Exposición de 1929: la realidad social poco explicada de ese mismo lugar en el periodo siguiente, cuando el flujo migratorio generado por aquel evento internacional desembocó en la aparición de barrios enteros de chabolas y en el uso de instalaciones como el Estadio Olímpico, el Pabellón de Bélgica o el Palacio de las Misiones como lugar de internamiento para personas “sin recursos”.

(Domènec. Ni aquí ni en ningún lugar en el MACBA. Del 19 de abril al 11 de septiembre)

 

Domènec. Ni aquí ni en ningún lugar

El MACBA acoge del 19 de abril al 11 de septiembre Ni aquí ni en ningún lugar, una exposición individual del artista visual Domènec (Mataró, 1962) que reflexiona, a través de veinte obras del artista, sobre las estrategias políticas de memoria histórica…

 

El teatro del mundo

A partir del 11 de mayo, el Museo Guggenheim de Bilbao acogerá la mayor exposición hasta la fecha de arte contemporáneo chino, correspondiente al periodo más transformador de su historia: entre 1989 y 2008, tras la celebración de los Juegos…

El teatro del mundo

El teatro del mundo

A partir del 11 de mayo, el Museo Guggenheim de Bilbao acogerá la mayor exposición hasta la fecha de arte contemporáneo chino, correspondiente al periodo más transformador de su historia: entre 1989 y 2008, tras la celebración de los Juegos Olímpicos de Pekín. Una muestra que, bajo el título Arte y China después de 1989: El teatro del mundo, presenta las creaciones de un movimiento de arte contemporáneo nacido durante dicho período y que lo exhibe a través de obras de 71 artistas y grupos imprescindibles que han trabajado en China y en el resto del mundo, y cuyas provocaciones aspiran a forjar una realidad libre de ideología, a reforzar el papel del individuo y a definir la experiencia contemporánea en China en función de una perspectiva universal. La exposición está organizada por el Solomon R. Guggenheim Museum y comisariada por Alexandra Munroe, Philip Tinari, Hou Hanru; pretende examinar la práctica de la experimentación artística en un periodo que se caracterizó por el comienzo de la globalización y el creciente papel de China en la escena mundial. El año 1989 fue un año de reflexión, de comienzo y de finales. Por un lado, la represión del movimiento estudiantil de la Plaza de Tiananmén marcó el final de la exploración política, intelectual y artística relativamente abierta. Y supuso el inicio de la nueva era de desarrollo, interconexión internacional y las nuevas posibilidades individuales. En este sentido, fueron los artistas quienes actuaron de catalizadores de estos cambios masivos, aunque, por supuesto, con una actitud crítica y con propuestas conceptuales para crear performances, pinturas, fotografías, instalaciones, etc., y además pusieron en marcha proyectos de activismo para implicar a la sociedad en ellos.

La exposición recibe el título de una instalación de Huang Yong Ping, una pieza en forma de jaula que alberga diferentes especies de insectos y reptiles y que constituye una metáfora de la era de la globalización. La muestra ocupa toda la segunda planta del Guggenheim con más de 120 obras procedentes de la Colección de Solomon R. Guggenheim Foundation y de otras instituciones de distintos países. Estas obras las han distribuido en torno a seis secciones temáticas y cronológicas que incluyen distintas prácticas como la performance, la pintura, la fotografía, la instalación, el videoarte o los proyectos sociales que hemos mencionado anteriormente. Las secciones son: Introducción1989: Prohibido cambiar de sentido; Nueva medición: análisis de la situación5 horas: capitalismo, urbanismo, realismo; Placer incierto: actos de sensaciónEn otro lugar: viajes por el territorio intermedio; La utopía ¿de quién?: activismo y alternativas circa 2008; y, por último, Coda. En definitiva, la muestra se centra en las prácticas conceptuales de dos generaciones de artistas, analizando el papel de estos autores como observadores críticos y como agentes en la eclosión de China como potencia mundial, situando sus exploraciones en el contexto de la historia del arte global.

Algunos de los artistas que están presentes en esta exposición son: Ai Weiwei, Cai Guo-Qiang, Chen Zhen, Ellen Pau, Huang Yong Ping, Liu Xiaodong, Liu Zheng, Rem Koolhaas, Rong Rong, Sarah Morris, Shen Yuan, Wang Xingwei, Xiao Lu, Xu Zhen, Yang Zhenzhong, Yu Youhan, Zeng Fanzhi, Zhang Xiaogang, Zhao Bandi y Zhu Jia, entre muchos otros.

(Arte y China después de 1989: El teatro del mundo en Museo Guggenheim, Bilbao. Desde el 11 de mayo hasta el 23 de septiembre de 2018)

 

 

 

 

TITULARES

¿Por qué?

Los ayuntamientos de todo el mundo programan cíclicamente campañas para que los ciudadanos no tiremos las basuras a la calle, no vaciemos los ceniceros de los coches en los semáforos, mantengamos limpias nuestras ciudades. Sin embargo, parece que ellos no siguen sus propios...

Puedes comprar solamente este artículo aquí

Bailar antes de la guerra

Quizás la vanguardia consiste en saber que hay algo llamado “tradición”. Para que exista es necesaria la idea de pasado: algo debe haber tomado forma previamente. En una España donde los lugares de la danza eran dispersos y se mezclaba la sicalipsis con el ballet, el orientalismo ...

MÁS NOTICIAS

El tiempo entre nosotros

El tiempo entre nosotros, la performance ininterrumpida de 110 horas dirigida por el director y artistas visual Fernando Rubio e interpretada por el actor Juan Loriente, se presenta el 18 de abril en la Nave 10 de…

JUSTLX en Lisboa

JUSTMAD da el salto a Lisboa. Tras celebrar en febrero su novena edición, ahora del 17 al 20 de mayo tendrá lugar la primera edición de JUSTLX en la ciudad lusa. ArtFairs presenta esta primera…

ZonaMaco Salón y ZonaMaco Foto 2018

Ya se ha presentado la quinta edición de ZonaMaco Salón y la cuarta de ZonaMaco Foto, que tendrán lugar en la ciudad de México (en el Centro Citibanamex) del 22 al 26 de agosto de 2018. En su quinta…

Entrelazarse con Roma

La nave 16 de Matadero acoge hasta el próximo 27 de mayo la exposición Processi 144. Entrelazarse con Roma, una muestra que recoge los proyectos seleccionados para la Beca de creación de la…

Incurvar en el Museo Oteiza

Asier Mendizabal ha estado trabajando en obras que proponen aproximarse al legado de Jorge Oteiza y al modo de construcción de lo simbólico de su proyecto escultórico. Por ello, hasta el 3 de junio se…