Un año más el COAM acoge la exposición itinerante resultante del concurso más prestigioso de caracter internacional de fotografía de naturaleza. El Wild Photographer of the Year, organizado por el Museo de Historia Natural de Londres desde hace 52 años, promueve el trabajo de los fotógrafos en la naturaleza, tanto amateurs como profesionales. De las casi 50.000 imágenes que este año se han presentado al galardón, se han seleccionado 100 para formar parte de esta exposición itinerante. Wild Photographer of the Year expone imágenes de los lugares más salvajes del mundo, mostrando con espectacularidad la esencia de la naturaleza a través de fotografías sobre la fauna, la flora o los distintos paisajes con la finalidad de mostrar la belleza de la naturaleza y fomentar el conocimiento y el respeto hacia la vida natural. También, este certamen, traspasa las fronteras de lo puramente artístico, para convertirse en una plataforma de denuncia contra las amenazas que sufren los distintos entornos naturales.

El certamen premia diversas categorías, incluyendo mejor fotografía junior y mejor fotografía profesional. Este año la fotografía ganadora absoluta ha sido Vidas entrelazadas del fotógrafo y biólogo Tim Laman. La galardonada en la categoría juvenil ha sido La luna y el cuervo de Gideo Knight. Entre los premiados podemos encontrar 10 españoles, Carlos Pérez, de 10 años se ha llevado por tercer año consecutivo el premio a la categoría menores de 10 años por su fotografía Un balance delicado. También han participado en la exposición Ángel Fitor, ganador en la categoría de ‘Diversidad de la Tierra: invertebrados’, con su imagen La muerte de la luz, así como los finalistas José Pesquero, José Juan Hernández, Jordi Chias Pujol, Roberto Bueno, Enrique López-Tapia, Juan Jesús González de Ahumada, Mario Cea y Yago Leonardo.

(Wildife Photographer of the Year en el COAM, Madrid. Desde el 11 de noviembre hasta el 8 de enero de 2017)