La galería británica White Cube, una de las más importantes del Reino Unido con tres espacios en la capital londinense, ha anunciado que abrirá una sede en la ciudad china de Hong Kong el año que viene. Sigue así la exitosa estela de la galería Gagosian y se une al carro de la fiebre asiática, incremetada si cabe más aún, tras el anuncio de que ArtBasel también se llevaría a cabo en esta ciudad. Además se rumorea que intentará representar al artista Damien Hirst en China por lo que entraría en conflicto directo con Gagosian que, a primeros de años, celebró en esta ciudad una exitosa muestra del artista Forgotten Promises. Por el momento nadie en White Cube ha hecho declaraciones pero está claro que China cada vez más se consolida como uno de los centros del arte contemporáneo.