El CAAC de Sevilla acoge hasta el 21 de enero una exposición del videoartista Peter Campus, considerado como uno de los pioneros de la disciplina y cuyas instalaciones de gran complejidad han limitado, en algunas ocasiones, su viabilidad de reproducción y exposición. En este sentido, la muestra que acoge el CAAC es una excepción e incluye instalaciones en circuito cerrados además de los trabajos que Peter Campus realizó a partir de 1971 y hasta hoy.

La exposición, comisariada por Anne-Marie Duguet, explora los procesos de percepción y de visión en los que se basan las particulares características de la imagen electrónica y después digital. Hay que tener en cuenta que, a partir de 1978, Campus decide dedicarse exclusivamente a la fotografía y, en 1996, se reencuentra con el vídeo, momento en el que este medio es ya digital y los equipos son mucho más ligeros, hecho que consigue que sus obras cobren un carácter íntimo y poético sin renunciar a lo experimental. Asimismo, la interactividad es también otro eje protagonista de la muestra, que se construye como una invitación al visitante a participar de la obra ya que, sin su intervención, esta no se activa, no tiene lugar.

(Peter Campus. Video ergo sum en el CAAC de Sevilla. Del 21 de septiembre al 21 de enero de 2018)