El exdirector de TATE Modern y actual presidente de la comisión artística del Centro Botín ha propuesto, a petición de Fira Barcelona, la realización de una feria de arte contemporáneo que se presentará formalmente a finales de febrero. Un evento que pretende ser diferente a otros formatos y ser una mezcla entre lo ferial y lo bienal, dando una mayor cabida a otras disciplinas como el diseño y otorgando mayor presencia a los artistas y no a los galeristas. Para ello habrá un equipo de comisarios que invitarán directamente a artistas a hacer un proyecto de modo que su galería les apoye pero tengan más autonomía de la que habitualmente disponen. La feria tendría lugar en el recinto ferial de Barcelona y no sería antes de 2013 pero sí se especula ya que sería un duro competidor para ARCO.