En mitad del verano, tierra de nadie, llega a Montehermoso una sugerente exposición sobre el territorio. El título, Ampliación del campo de batalla, quiere ser una mirada reflexiva hacia las geografías que habitamos, y un cuestionamiento de las (de)limitaciones del sujeto. Se presentan una selección de trabajos que exploran las tensiones internas que acontecen en territorios de toda índole (geográficos, políticos, económicos, históricos, personales): el carácter permeable de la frontera, las ruinas de la modernidad, la arqueología, los espejismos del poder sobre el paisaje o la constante lucha en el terreno íntimo son algunos de los temas abordados. Algunos proyectos añaden una inestabilidad adicional al introducir elementos de extrañamiento o al intervenir de forma directa en el contexto mismo. Los proyectos de la muestra han sido seleccionados a través de la convocatoria de alumnos de grado y post-grado de Bellas Artes de la UPV/EHU que tiene como objetivo fomentar las relaciones entre la institución cultural y educativa y visibilizar la obra de los estudiantes. Los artistas seleccionados pertenecen a diferentes generaciones y presentan trayectorias variadas; no obstante, para muchos de ellos el proyecto para Ampliación del campo de batalla representa un primer acercamiento con un medio o lenguaje determinado. Son, por tanto, trabajos que efectivamente amplían el campo de batalla colectivo, artístico y profesional, empujando las propias fronteras hasta nuevos límites. (Centro Cultural Montehermoso, Vitoria. Ampliación del campo de batalla. Del 17 de julio al 28 de septiembre).

Imagen: Ianire Sagasti Ruiz. La Carne Verborreica (so fucking…), 2014.