Hace cuatro años aparecía en Venecia en la Punta della Dogana, emblemática entrada al Gran Canal, una escultura de un joven desnudo sujetando una rana. Una pieza, de 2,40 metros realizada por Charles Ray, que pretendía celebrar y destacar la apertura del museo de la colección Pinault. Un emplazamiento que fue criticado y polemizado en la prensa al situarse en un punto tan emblemático y público de la ciudad. Finalmente, el Ayuntamiento ha decidido ahora que el joven sea retirado y se ponga la farola veneciana del siglo XIX que anteriormente ocupaba este lugar. De nuevo ha estallado la polémica y voces como la del crítico Francesco Bonami se han alzado en contra de esta decisión atribuida al hecho de que la pieza es una obra de arte contemporáneo.