Con el título Micromégas y con la curaduría de Cuauhtémoc Medina se presenta en Puebla la exposición de Pablo Vargas Lugo (México DF, 1968), que posteriormente viajará al museo Rufino Tamayo en el DF. La muestra reúne obras realizadas durante los últimos diez años, (algunas de ellas ya expuestas con anterioridad y otras creadas específicamente para esta ocasión) y que en su conjunto ofrecen un universo cargado de simbología y enigma, en palabras del curador, muy alejada de otros artistas de su generación que se ciñen de una forma más directa a la representación social. De alguna manera esta exposición parte dela última muestra de 1998 realizada en el Museo Carrillo Gil. No se sigue un orden cronológico, sino que se ha procurado dar un espacio concreto a cada obra de forma autónoma y atendiendo a las preocupaciones y los argumentos que las alimentan. El curador ha querido significar especialmente la apariencia efímera de las obras y señala que su obra “es un tratamiento sobre las formas visuales de representación política, geográfica y social, y cuestionan cómo afectan al hombre”. La exposición intenta destacar que el trabajo de Vargas Lugo actúa especialmente como un activador de cuestiones mentales y que debe entenderse como una representación de la estructura del pensamiento. (Museo Amparo, Puebla; desde el 21 de junio hasta el 22 de septiembre).

Imagen: Vista de la exposición Micromegas; Museo Amparo, Puebla (México).