Se aproxima el final de las vacaciones, pero muchos aún podéis aprovechar las últimas semanas del verano para visitar y disfrutar de algunas de las exposiciones que las distintas entidades nacionales ofrecen durante el periodo estival. Madrid es una de las ciudades que más turistas acoge durante estos meses para perderse entre sus calles o conocer su gran oferta cultural y de ocio. Muchos vendrán a impregnarse del ambiente de Gran Vía, tapear por Malasaña o Lavapiés, o a ver cuadros tan emblemáticos como Las Meninas del Museo del Prado o el Guernica en el Reina Sofía. Pero la oferta artística de la capital no acaba ahí, existen otras muchas exposiciones que no se deben pasar por alto. El CaixaForum Madrid expone la Colección Phillips, un repaso a las obras que esta familia acaparó durante años y entre los que destacan artistas como Degas, Van Gogh o Picasso, entre otros. Otro de los museos más importantes de la ciudad es el Thyssen, que este verano acoge una antología del impresionista Gustave Caillebotte, artista que a menudo se olvida dentro de este movimiento artístico. La Fundación Mapfre nos trae la obra del fotógrafo japonés Hiroshi Sugimoto, una exposición que repasa las distintas series fotográficas, desde sus dioramas hasta sus retratos. El Museo del Prado es uno de los más visitados del mundo y, en esta ocasión, cuenta con unas de las grandes exposiciones del año, una retrospectiva a la obra de El Bosco, en la que se muestra las piezas más emblemáticas del genio flamenco. Otra de las ciudades con más afluencia turística es Barcelona; playas, sol y una urbe rebosante de cultura, en la que destacan exposiciones como la que acoge el MACBA sobre el Punk, un recorrido de cómo ha influido este movimiento en el arte contemporáneo. La Fundación Joan Miró nos acerca con la exposición Secuencia Infinita al mundo de la narrativa en el arte. Pero, si lo que te gusta es la fotografía, la ciudad condal cuenta con dos grandes muestras: ¡Sorpréndeme!, en CaixaForum Barcelona, una retrospectiva sobre Philippe Halsman; y, en la Fundación Mapfre, también se puede ver la exposición itinerante que recoge el trabajo de más de cuarenta de años de Bruce Davidson.

Para los que habéis elegido huir del calor sofocante y preferís el norte de España para vuestras vacaciones, Bilbao ofrece una de las grandes exposiciones del verano sobre la escultura hiperrealista, un repaso completo a los nombres propios de este movimiento y que se muestra en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. San Sebastián cuenta con distintas exposiciones, con motivo de su elección como Ciudad Europea de la Cultura 2016, de las que destacamos la acogida en la Tabakalera sobre la artista Yto Barrada. Porque no solo de surf y tapas vive el norte. Otro de los destinos que más gusta es el Mediterráneo, por sus playas, su clima y su gastronomía. En este ámbito, la ciudad por excelencia es Valencia pero, si sacáis tiempo entre chapuzones y paellas, os recomendamos la exposición de Christian Boltanski en el IVAM. Por último, destacamos una de las muestras más controvertidas del verano, por su elevado coste de montaje, convirtiéndose en la exposición con mayor presupuesto en lo que va de año. Hablamos de La poética de la libertad, en la que se cuenta con la obra del artista chino Ai WeiWei, que se enmarca en las festividades del IV Centenario de la muerte de Cervantes, y que tiene lugar en la Catedral de Cuenca.