Desde el 21 de abril hasta el 25 de junio se puede ver una nueva exposición en el Centro Niemeyer. Se trata de Las utopías de Gilbert Garcin, muestra que acoge un total de 83 obras del fotógrafo francés que en todas sus composiciones juega con la evidencia y el enigma, creando una ilusión en el espectador. El trabajo del artista se basa principalmente en el fotomontaje para el que utiliza técnicas analógicas, además en la mayoría de sus trabajos aparece él mismo o su esposa haciendo alusión con frecuencia a personajes míticos como pueden ser Sísifo o Ícaro. En la exposición que acoge el Centro Niemeyer el autor inventa y fotografía escenas que a primera vista parecen simples. A menudo, sus composiciones se sirven de una mesa a modo de escenario, imágenes recortadas, accesorios y hasta un proyector de diapositivas. Así pues, Garcin combina todos estos elementos hasta crear composiciones sencillas que transmiten fábulas, parábolas y aforismos.

Gilbert Garcin comenzó su carrera en 1995, a una edad más o menos tardía, a los 65 años, tras participar en el Festival Rencontres d’Arles. Allí asistió a diversos talleres fotográficos con profesionales reconocidos como por ejemplo Pascal Dolemieux. No obstante, y a pesar de su inicio a esa edad, el francés ya ha publicado diversos libros y ha expuesto individualmente en más de cien ocasiones en países como Grecia, Estados Unidos, Cuba, Hungría, Brasil, Portugal o España. El nombre de la exposición hace referencia al mundo imaginario y construido que tiene en la cabeza Gilbert Garcin antes de crear cada una de sus composiciones.

(Las utopías de Gilbert Garcin en Centro Niemeyer, Avilés. Desde el 21 de abril hasta el 25 de junio de 2017)