José Dávila (México, 1974) acaba de ser nominado para el Premio de adquisición al arte latinoamericano emergente resultado de la asociación entre el EFG Bank de Suiza y ArtNexus. El premio, otorgado anualmente desde 2010, busca aumentar la visibilidad de artistas visuales de la región entre los coleccionistas internacionales usando como la plataforma a Art Nexus, revista de arte latino, y recompensando al ganador con la adquisición de obra para la colección de arte del EFG Bank. A diferencia de otros galardones, este no culmina en el mismo evento ni es llevado a cabo por el mismo jurado; el proceso de elección, en cambio, continúa durante el año donde Celia Sredni de Birbragher, editora y directora de ArtNexus, nomina a un artista por feria en colaboración con un curador diferente en cada ocasión. Se trata sin duda de un formato que asegura la internacionalidad y abre las posibilidades a un mayor número de artistas, y al contar con diversos jurados y con toda la oferta de cada una de las ferias, la selección del artista ganador es más amplia y más interesante.
Las ferias participantes en la edición 2014 son ArtBo de Colombia, Art Lima de Perú, SP-Arte de Brasil, arteBA de Argentina y Ch.ACO de Chile. Con su reciente candidatura, propuesta por Julieta González, curadora en jefe del Museo Tamayo Arte Contemporáneo, Dávila (ganador en la feria brasileña SP-Arte) se suma a la terna actual eminentemente femenina integrada por la costarricense Nicole Franchy (1977) seleccionada en ArtLima por Pablo León de la Barra, curador del Guggenheim UBS MAP, y la brasileña Chiara Banfi (1979), designada por el curador Óscar Roldán en la edición 2013 de ArtBo. El ganador de la anterior edición fue Carlos Garaicoa (1967), cuya obra centrada en el urbanismo y la historia le valió la distinción del curador y crítico Osvaldo Sánchez durante la edición 2012 de ArtBo, para luego destacar sobre los nominados Marcelo Mosqueta (Brasil, 1976), Eduardo Basualdo (Argentina, 1977) y Nicolás Franco (Chile, 1973).
La calidad y las múltiples opciones que el arte actual realizado por artistas latinos ofrecen encuentra en esta convocatoria múltiple una posibilidad realmente novedosa y que consigue multiplicar el reconocimiento de todos los artistas seleccionados. Falta ver si las reflexiones sobre la arquitectura y entornos urbanos vencerán de nuevo con las esculturas arquitectónicas del mexicano o a la lectura de las ciudades de Franchy; o si este año habrá un giro hacia la confrontación orgánica de Banfi y las propuestas pendientes que aguardan en arteBA y Ch.ACO. El juego está abierto.

Imagen: José Dávila. Mirador abierto, 2005.