Fernando Gordillo (Madrid, 1933-2015) fue uno de los fotógrafos que renovó la fotografía española en la segunda mitad del siglo XX, además de formar parte de la Escuela de Madrid. Su figura es una de las que reivindicar, casi olvidada pese a haber sido uno de los grandes fotógrafos de los sesenta. Director de la revista Cuadernos de Fotografía a principios de los setenta y artista freelance, Gordillo fue, sobre todo, periodista de prensa; su trabajo más artístico nacía de este continuo paseo por las calles, donde, de vez en cuando, fotografiaba escenas más poéticas, que no entraban en su trabajo documental, y que fueron así creando otras imágenes más delicadas. Su fallecimiento deja otra huella en la fotografía española, que ahora reivindica a uno de sus autores menos reconocidos.