Trafalgar Square, una de los puntos emblemáticos de Londres, disfruta anualmente del Fourth Plinth Comission, un programa de arte público por el que se encarga a un artista que realice una pieza para uno de los plintos de la plaza, el único que no tiene una escultura conmemorativa ya que no se recaudaron suficientes fondos para ejecutarla ni se decidió tampoco a quién dedicarla. Este programa se lleva a cabo desde 1999 y han intervenido creadores como Mark Wallinger, Rachel Whiteread, Yinka Shonibare o Elmgreen & Dragset.

Con el fallecimiento de la “Dama de hierro”, varios políticos y personajes prominentes británicos han pedido que finalice este popular programa y se sitúe permanentemente una escultura de Margaret Thatcher. Una propuesta polémica y delicada ya que precisamente fue en esta plaza donde tuvieron lugar parte de los disturbios y la represión policial por el polémico impuesto a la comunidad que impuso el Gobierno de Thatcher en 1989.