La pintura Canto realizada por Esteban Vicente en 1995, cuando el artista contaba con 92 años de edad, ha sido adquirida y cedida por una empresa privada al Museo Esteban Vicente. Una pieza de la que otra empresa privada se ha desprendido con el fin de apoya la continuidad del centro y sus actividades que sigue adelante gracias a gestos de generosidad como éste así como al apoyo de su patronato y de los amigos que han realizado diversas donaciones. Canto puede visitarse en el museo y, además de ser una de las últimas pinturas del artista, es una metáfora de la vida interior y del amor del autor por la pintura y por la naturaleza que le inspiró a la hora de realizar esta composición serena, espiritual y llena de fuerza.