En 1975 William Morris fundaba la William Morris & Co. una empresa dedicada por completo a las artes y oficios. Una compañía de la que era propietario y con la que llevó a cabo numerosos trabajos, escritos y publicaciones. Una de ellas, el William Morris & Co. Stand Book que descansa en los fondos del Victoria and Alberto Museum desde 1980, se encuentra ahora en grave peligro y los restauradores de este centro incluso temen que la obra se desintegre por completo. El motivo parece ser, entre otras causas naturales, el hecho de que Morris empleó -en su constante afán de experimentación- pigmentos aglutinados con arsénico. Una sustancia venenosa, muy popular en los siglos XVIII y XIX por sus supuestas propiedades terapéuticas (se especula incluso que Jane Austen muriera a causa de la ingesta de esta sustancia recetada por su médico); que está dañando a pasos agigantados las fibras del libro.

Si los restauradores de esta institución no consiguen frenar el deterioro, desaparecerá una de las obras magnas del diseño, las artes y la arquitectura del XIX.

Imagen: Restaurador trabajando sobre el volumen dañado del William Morris & Co. Stand Book.