El ocaso del Imperio, una exposición de fotografías de Ryszard Kapuscinski es la gran muestra que acoge La Virreina. Centre de la Imatge. Una muestra que es como abrir una caja de recuerdos, un archivo de fotografías encontradas tras más de una década de su creación. Se trata de una serie de instantáneas encontradas en el archivo privado del reportero polaco y que se tomaron entre 1989 y 1991, en la aún existente Unión Soviética. El mismo artista seleccionó personalmente las imágenes y los encuadres y luego guardó los negativos en sobres de color marrón, donde se guardarían más de diez años. No fue hasta 2010 cuando la Galería Nacional de Arte Zacheta mostró una parte de este archivo, conformado por centenares de fotografías.

Imágenes que muestran lo que Kapuscinski vio en sus viajes, como en su vuelta a Pinsk, su ciudad natal, tras cuarenta años de ausencia. Casi 10.000 fotografías que son un archivo personal, más allá de lo representado. Un viaje que es una vuelta a lo olvidado, al origen y un intento por comprender visualmente aquello que nos es lejano. Una Unión Soviética hoy desaparecida y que aparece aquí como un lejano recuerdo. Las imágenes muestran el gran talento de Kapuscinski, así como la calidad artística de su obra, que capta paisajes con casas y cementerios, además de retratos de rostros humanos. No sólo lugares, también acontecimientos históricos como el fallido golpe de estado de agosto de 1991 en Moscú. (El ocaso del Imperio, La Virreina. Centre de la Imatge, Barcelona. Del 23 de septiembre al 23 de noviembre de 2014).


Imagen: Ryszard Kapuscinski, El ocaso del Imperio, 1989-1991.