La nueva muestra de la Bonniers Konstall habla de la relación entre arte y cine, un vínculo que comenzó con la aparición de la cámara de cine hace más de un siglo. Un siglo después de los experimentos de la primera película, la imagen en movimiento es parte de nuestra cultura visual. Los cambios en la historia de la imagen en movimiento y la influencia del arte en este cambio son la esencia de esta muestra titulada A Trip to the Moon en recuerdo a la película de Méliès.
Se presenta el trabajo de artistas contemporáneos que emplean las imágenes en movimiento como herramienta para hablar sobre el cine y sus orígenes. Con el fin de profundizar en el debate que siempre ha existido entre estas dos formas de creación, durante la muestra se proyectarán largometrajes y cortos históricos así como videoinstalaciones de artistas que demuestran las nuevas posibilidades del cine dentro del arte contemporáneo.