Estamos acostumbrados a unir Thyssen con arte moderno, clásico, en cualquier caso unas exposiciones de manual, ya conocido, nada que ver con lo actual. Sin embargo, eso es solo en España, porque igual que hay otros mundos también hay otros Thyssen. Hablamos obviamente del Thyssen-Bornemisza Art Contemporary (TBA21-Augarten) que en colaboración con el Museo Belvedere, de Viena, presentan una exposición del artista Carsten Höller, Leben. El TBA21 fue fundada por Francesca von Habsburg en Viena en 2002, recordemos que ella es la cuarta generación de la familia Thyssen con afición casi exclusiva al arte, si bien en su caso es una dedicación por un arte al límite: tanto de lo actual como de lo imposible. En esta exposición se reúnen algunas piezas de la colección del Thyssen (del contemporáneo) y otras realizadas específicamente para la ocasión. El resultado es un espectáculo en torno al arte más actual, a un artista desmedido y original que consigue construir con su aglomeración habitual un espacio para la experimentación tanto física como conceptual, en el que destaca la instalación Elevator Bed (2010) que es sin duda el centro de toda la muestra. Una de las piezas más importantes de Höller de la colección del Thyssen Y (2003), está instalada en el espectacular hall de mármol del Belvedere, contrastando con el entorno y estructurando la muestra a través de diferentes espacios. (TBA21-Augarten, Viena. Del 10 de julio al 23 de noviembre).

Imagen: Carsten Höller. Y, 2003.