La modelo Kate Moss lleva tatuado en la parte lumbar de su cuerpo dos pequeños pajaritos que resultan ser obra del artista británico Lucian Freud. El creador, muy amigo de la modelo a la que retrató en una de sus pinturas en 2002, hizo este pequeño diseño para la joven y tras tasarlo resulta que su valor asciende a algo más de un millón de dólares. Un precio nada desdeñable para un tatuaje que de hecho, muy probablemente, se convierta ahora en el más caro de la historia.

Imagen: Kate Moss con Lucian Freud.