El coleccionista Charles Saatchi esta acostumbrado a que su nombre se relacione con un tipo de arte y artistas polémicos y perturbadores. Sin embargo, en esta ocasión el escándalo se ha producido debido a su conducta con su mujer la estrella televisiva Nigella Lawson. Durante una discusión en un restaurante varios paparazzi captaron a Saatchi estrangulando a su mujer, un acto violento que Lawson no ha denunciado pero que ha aparecido publicado en todas partes. La consecuencia inmediata a nivel artístico ha sido que las ventas de obras de arte a través de su galería online han caido en picado. Del mismo modo, algunos artistas no se han sentido cómodos con esta noticia y han retirado sus obras de su web.

Imagen: Saatchi y Lawson en el momento de la discusión que ha desatado el escándalo.